Andrea Parra, presidente de la Confederación de trabajadores de Venezuela en el estado Guárico, CTV-Guárico anunció que todo está listo por parte de la organizaciones sindicales que pertenecen a la CTV para participar en el paro cívico nacional de 48 horas, anunciado por la Mesa de la Unidad Democrática, MUD para este miércoles 26 y jueves 27 de julio en todo el territorio nacional.

Explicó que están alineados con el anuncio de la MUD y desconocen el llamado a huelga general promovida en los últimos días por un pequeño sector de dirigentes sindicales, ya que el paro cívico nacional de 48 horas se corresponde con los lineamientos, “aprobados y apoyados por todas las organizaciones políticas que hacen vida dentro de esa instancia opositora”.

Señaló que como miembros del Frente nacional de trabajadores en defensa de la Constitución y la democracia acompañarán la acción del paro cívico por ser una, “acción democrática y voluntaria” ya que irse por otros caminos o atajos sería un, “acto de irresponsabilidad, además de que no estamos dispuestos a convertirnos en esquiroles sindicales”.

Por su parte, Miguel Quiroz, miembro de la Federación nacional de trabajadores de maquinarias pesadas, Fetramaquipes, aseguró que las bases del movimiento sindical de la CTV, conformadas por más de trescientos treinta y tres mil trabajadores, se plegarán al paro cívico nacional de 48 anunciado por la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, de acuerdo al “legítimo derecho consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de ejercer la protesta pacífica como una forma de decirle a este gobierno que retire su constituyente”.

Para el dirigente sindical, insistir en cambiar el texto constitucional solo llevaría al país a más, “hambre, miseria, desempleo y más muertes. Esa constituyente no resolverá nada y si el Presidente de la República, los miembros del Tribunal Supremo de Justicia y del Consejo Nacional Electoral respetaran la actual Constitución, podríamos salir de este problema en el que nos encontramos”.

Destacó que los trabajadores lo que si quieren es que, “exista paz, calidad de vida y que los trabajadores puedan ganar un salario digno que les permita comprar comida, vestirse a su gusto y no que le tengan que llevar una bolsa de comida a la puerta de su casa porque no somos Cuba”.

Anuncios