Felipe Mujica, secretario general del Movimiento al Socialismo, MAS, denunció que luego del proceso para la elección de constituyentistas el 30J, “Venezuela se encuentra en un nuevo atolladero producto de la manera arbitraria en la que el gobierno ejerce los actos de poder, ayudado abiertamente por la manera que desde el campo de la MUD se plantean las alternativas de solución a la crisis política que vivimos”.

Mujica precisó que el acto electoral convocado por el presidente Maduro estuvo marcado por el signo de la violencia, lo que implicó 16 muertes en todo el país entre sábado y domingo, así como las persecuciones y detenciones ocurridas en los días previos al 30J donde destacaron, “las decisiones violentas” por parte del Tribunal Supremo de Justicia, TSJ, en contra del alcalde de Barquisimeto, Alfredo Ramos, quien fuera detenido por el Sebin y los juicios a los alcaldes de Chacao y Lechería, Ramón Muchacho y Gustavo Marcano, respectivamente.

En cuanto a las propuestas de la Mesa de la Unidad Democrática, MUD durante los últimos tres meses a fin de impedir el acto constituyente, las calificó como “errores y barbaridades” planteadas por la dirigencia de este sector de la oposición. “Sobre el simple hecho de decir que se iba a impedir el acto electoral mediante la práctica de evitar que la gente llegara a los centros de votación, uno se pregunta ¿En qué quedó esa oferta? De igual manera, la toma de Caracas o la toma de Venezuela más recientemente, fueron escenarios que fracasaron ante las pretensiones del oficialismo de llevar adelante su proceso constituyente”.

Deploró el revés en los intentos de diálogo entre la MUD y el gobierno en las semanas previas a la elección de los constituyentes. “Si ese evento de diálogo hubiese sido convocado con la participación de toda la sociedad venezolana, su desarrollo y final hubiese sido distinto”.

A juicio del dirigente naranja, Venezuela amaneció “más dividida que ayer” situación que recordó, han venido advirtiendo desde el momento en el que, Segundo Meléndez, presidente nacional del MAS dijo que, “un proceso constituyente tenía que ser convocado en momentos de paz, consenso y acuerdos de cualquier sociedad” cuando asistió a Miraflores, a la reunión planteada por el Ejecutivo nacional con la Comisión Presidencial para la Asamblea Nacional Constituyente, el pasado 8 de mayo.

Destacó que desde la tolda naranja, rechazan, “el cuadro de violencia” que implica la muerte de 16 venezolanos durante el fin de semana por motivos políticos, así como la persecución contra los alcaldes. “Todo esto como consecuencia de que dos sectores polarizados y radicalizados quieren imponerle un signo a la política venezolana cuyo principal elemento es desconocer al otro, porque lo único que existen son los intereses particulares que cada uno de ellos defiende”.

Mujica aseguró que tanto en la consulta a la población el pasado 16 de julio como en el proceso electoral constituyente de este domingo 20, “poco importa si fueron cuantos o tantos, lo que realmente nos importa es qué es lo que va a pasar de aquí en adelante, no solamente en lo político, donde está por delante una elección de gobernadores que tiene muchísima importancia, sino el hecho de cómo se va a instalar ese evento constituyente con todas las amenazas que al final de la jornada de este domingo produjo el Presidente de la República”.

“Maduro, en lugar de aprovechar el momento para dirigirse a los venezolanos con un discurso amplio, prefirió hablar de manera sectaria, a quienes él considera que son sus partidarios. El resto del país, si tomamos en cuenta sus números, es decir, 22 millones de habitantes, no cuentan”, finalizó

Anuncios