Mientras los venezolanos continuamos la terrible tragedia, a la que nos ha llevado la elección del putrefacto Hugo Chávez Frías en 1998 y que muchos predecíamos que era el fin de la democracia en Venezuela, el ilegítimo sucesor narco-dictador Nicolás Maduro Moros inicia una gira de contactos con islamistas en Kazajistán, para muchos club de asesinos musulmanes, a los cuales, seguramente Maduro les seguirá ofreciendo nuestro territorio como guarida para seguir en américa con el terrorismo a que nos tienen acostumbrado.

Esta gira del ilegítimo narco gobernante, en la realidad no significa nada para el mundo y menos para los venezolanos, que solo deseamos que caiga ya y que, junto a sus seguidores, se pudran en cárceles internacionales, por la cantidad de crímenes de lesa humanidad que han cometido en nuestra amada patria.

Nicolás busca aliados internacionales o, mejor dicho, trata de hacer ver que mantiene lazos con extremistas que, para los EEUU, son una amenaza y están bajo su observación permanente, Nicolás busca crear un pánico que ya ni él y mucho menos su narco-régimen, ocasionan.

Esa es la impresión que quiere dar a unos y a los venezolanos seguirnos distrayendo para alargar un poco más su permanencia en el narco-poder.

La mayoría de los venezolanos, sabemos quién es Nicolás Maduro Moros, simplemente un asesino, ya saldrán cuando abandone el poder, porque eso sucederá, los crímenes que este ha ordenado ejecutar desde tiempos del putrefacto.

La comunidad internacional, ya lo sabe, porque se han dedicado a revisar cada actuación y accionar de este delincuente usurpador de funciones de gobierno en Venezuela.

La calle en Venezuela, temporalmente está paralizada, una circunstancia ha desviado a los líderes opositores, no de la resistencia, a focalizarse en una elección que, si bien debemos participar, no es lo importante para el venezolano de a pie.

Esta semana, una vez culminada la desolada jornada de primarias que realizaron las organizaciones políticas que conforman la MUD, debe tomarse la agenda de calle y también la función legislativa.

Los venezolanos insistimos, que la legítima Asamblea Nacional, que elegimos mayoritariamente en diciembre del 2015, empiece a tomar las decisiones pendientes, tenemos un TSJ ilegitimo, que además ha ejecutado acciones de golpe de estado, cuyas pruebas es de dominio público nacional e internacional, esa es una de las tareas.

El nombramiento de nuevos rectores del Poder Electoral venezolano, es otra tarea pendiente.

El resultado a las investigaciones a los casos de corrupción que suponemos, están adelantadas y que solo falta la aprobación del informe por parte del Poder Legislativo, para que la opinión pública nacional e internacional los condene, porque la justicia en Venezuela sabemos nada hará por ahora, esa tarea espera.

Entendemos que la mayoría de nuestros legisladores forman parte en este momento del club de cheerleader, que auspician candidaturas a Gobernaciones y por unos días abandonaron sus funciones, siguiendo así el patrón que se ordenó desde Cuba para distraernos, esperamos tomen sus verdaderas funciones y dejen ese papel a otros activistas políticos, que los hay y quieren ejércelo.

Venezuela ya no tiene reservas en dólares, China y Rusia se niegan a seguir suministrando esa moneda, y el narco-régimen está en apuros porque teme caer en la Argentina de Cristina Fernández de Kirchner, teme caer en un default (Suspensión de pagos, insolvencia o cesación de pagos de deuda externa) está a punto de caer, porque tiene compromisos de pago ya, solo tiene unas pocas reservas en efectivo para poder cumplir, sí no lo hace se verá en serios problemas de embargo de bienes y sí lo hace quedará definitivamente sin moneda verde, con lo cual ahí sí  se produciría un verdadero colapso económico que los colocaría en un abismo peor al que se encuentra.

Los brillantes asesores del narco-régimen han puesto al criminal Maduro, a decirle a país que ya no se hablará más de dólares, de ahora en adelante las monedas con la que se comercializará será el Yuan o la Rupia, vaya genialidad de los periqueros Mario Silva y Nicolasito Maduro.

No sabemos cuánto tiempo durara este cuento chino, por ahora Nicolás trata que lo llamen el islamista, otro cuento que con hambre, muertes y presos políticos no cuadra en el venezolano, lo nuestro es seguir la lucha de calle, no entendemos otra acción distinta a esta.     

 

Alexis Coronel Roche Politólogo

Twitter, Facebook, Instagram, Google+, Linkedin, Periscope, Snapchat: @ajcoronelroche