De Bs. 26 mil a Bs. 38 mil se disparó el kilo de carne lo que generó cierto recelo entre los comerciantes que se debaten entre comprar o no. Explican que con el alza será aún más lenta la venta que ya venía registrando una merma de más de 70%, reseña La Vergas de Vargas.

Gilmer Castro, carnicero de Maiquetía, señaló que por ahora “estamos evaluando los precios porque no queremos arriesgarnos a llenar las neveras y que se quede allí la carne. La carne está regulada a Bs. 250 desde hace años y ese precio es ilógico con la realidad. La gente seguirá comprando pero cada vez menos”.

Pese a que el Gobierno asegura que se han adelantado mesas de diálogo para el acuerdo de bandas de precio de rubros sobre todo el cárnico los proveedores mayoristas afirman que aún no se ha logrado un avance. Incluso algunos presumen que lo conversado “se pudo haber echado para atrás porque no era ventajoso para los productores, seguimos con la misma modalidad de siempre pagando de más en canal y rodando con temor de que nos tilden de especuladores” agregó un mayorista que prefirió el anonimato.

Anuncios