Observando las declaraciones de los principales voceros del narcorégimen venezolano, el narcopresidente Nicolás Maduro y el narcotraficante internacional Diosdado Cabello Rondón, sobre los sucesos acaecidos en España con ocasión del Referéndum consultivo celebrado en Cataluña, España, el pasado 1 de Octubre para preguntar a los catalanes si desean independizarse de España o quieren seguir formando parte del reino español. El origen de la defensa de estos transgresores, delincuentes de oficio, como siempre, es ir contra corriente de lo legal, del deber ser, de lo Constitucional, de todo lo que significa democracia. Esta iniciativa de una parte del pueblo catalán, sólo es legal si cumple con los niveles que indica la Constitución Española y a pesar del que Cataluña es una de las 17 Comunidades Autónomas que conformas España, las cuales si bien cuentan con cierta autonomía legislativa y determinadas competencias ejecutivas y legislativas, el Parlamento de Cataluña (quien convoco dicho Referendum) , asume atribuciones inherentes a la soberanía, superiores a lo que la autonomía mencionada reconoce en la Constitución. Por esto El Tribunal Constitucional de España, máxima autoridad para estos menesteres lo invalida y también considera que dicho Parlamento introduce un elemento inconstitucional como lo es un presunto “proceso constituyente” en Cataluña. Situación por cierto parecida a lo sucedido con la engañosa convocatoria para la elección de a Asamblea Nacional Constituyente castrochavista, aunque en diferentes realidades.

Con el acostumbrado cinismo, muy orondos , horrorizados ellos, Maduro secundado por su séquito, tuvo el descaro de criticar el “uso desmedido de la fuerza” contra el pueblo de Cataluña, tratando de impedir dicho acto electoral ilegal ,este domingo durante y luego de la celebración del fraudulento referendo independentista, señalando que el presidente español, Mariano Rajoy debe darle respuestas al mundo.

Desde luego que lo ocurrido en Cataluña tendrá consecuencias para todos los españoles, tanto políticos como ciudadanos y su desenlace pudiera tener efectos frente a la comunidad internacional, pero no termino de agotar mi capacidad de asombro frente al cara é tablismo de esos personeros al tildar al jefe de gobierno español de “dictador” y juzgar al Reino de España como violador de los derechos humanos. Aún la sangre de 139 jóvenes está fresca en las calles de Venezuela, jóvenes asesinados por los cuerpos de seguridad del narcorégimen en el marco de las recientes protestas por la defensa de la constitucionalidad y el estado de derecho en Venezuela. Más de 4000 heridos, casi 6000 detenidos, cientos de civiles juzgados por tribunales militares y otros tantos ciudadanos torturados, perseguidos y desaparecidos están aún sufriendo los rigores de un gobierno delincuente y autoritario que pretende obviar una realidad probada y comprobada por la mayoría del pueblo venezolano y de la comunidad internacional.

Su intromisión e insultos permanentes en asuntos de otros países, aunado al vacío discurso de traición a la patria contra quien los rechace, recurrentemente se contradice con la entrega que han hecho esos degenerados de nuestra soberanía. Y como si fuera poco que los militaruchos cubanos mandoneen a nuestros oficiales y tropas, le dan órdenes al propio Ministro de la Defensa (Vergüenza de Venezuela), que manejen nuestra institución de Identificación, entre otras cosas, esa manía de acusar a otros de sus propios delitos se delata en cada actuación desesperada. Negocian créditos con China, Rusia, sin aprobación de la legítima Asamblea Nacional delata su descomunal TRAICION A LA PATRIA. Recién esta semana Maduro, malaconsejado por sus patrones fue a Rusia con la excusa de la Semana Energética para tratar de matar dos pájaros de un tiro con una jaladita a Vladimir Putin. Le propuso que montara en Venezuela bases militares, con intención de: 1.- Minar a la patria de escudos más duros de roer para los Estados Unidos y 2.- creyendo que con eso puede renegociar deuda a más largo y cómodo plazo.

Lo cierto es que ya empeñó al país hasta la generación de nuestros nietos y bisnietos, su traición no tiene condena que sea justa para tanto desatino y daño que le ha hecho a nuestra Venezuela. Se dice que regresó con las manos vacías ya que su traidora propuesta al parecer no fue recibida con agrado por Putin.

No soy quién para debatir sobre la legalidad del referéndum catalán y la oportunidad de la actuación de las fuerzas del orden en España, porque es un conflicto de una nación en la que el estado de derecho, la independencia de sus poderes y el control ciudadano están en plena vigencia. Por lo que, estamos convencidos que la conflictividad será resuelta en respeto a la institucionalidad y las normas locales. Es por ello que, a todas luces, es incomparable la situación española con lo ocurrido en Venezuela durante las manifestaciones de 2017.

El doble discurso de los comunistas queda en evidencia, una vez más. Mientras exigen respeto al derecho de libredeterminación de sus pueblos, son los primeros en buscar sancionar y juzgar a otras naciones cuando considera “justos” los reclamos. Recordemos el caso de Honduras en 2009, cuando después del Golpe de Estado contra Manuel Zelaya, Venezuela, siendo Nicolás Maduro Canciller de la República, tomó la decisión de retornar al Presidente depuesto en un avión venezolano, invadiendo territorio hondureño por aire y posteriormente por un paso fronterizo.

Este discurso es una vulgar copia del que sostienen los hermanos Castro en Cuba, negando la inherencia de la comunidad internacional pero tomando todas y cada una de las decisiones que se adoptan en Venezuela. Hablan de opresión de los pueblos cuando a los propios los tienen sometidos al hambre y la necesidad. Hablan de represión cuando ellos simplemente aplican la aniquilación de la disidencia. Hablan de pobreza y se rodean de excentricidades y lujos. Por suerte, hay suficientes antecedentes y medios tecnológicos que permiten a la población formar su propio juicio, juicio que en el caso de los narcobandoleros tendrá una sentencia condenatoria a cadena perpetua.

Cada día los discursos del gobierno están más vacíos. Ya las ideas se agotaron y sus objetivos se redujeron a sostenerse en el poder y gozar de los privilegios del Estado el mayor tiempo posible. Así, la más reciente gira internacional de Nicolás Maduro, solo ha tenido agendadas reuniones con gobiernos catalogados como dictaduras, excepto Rusia que si bien no es considerado de autoritario, su presidente tiene ya 19 años en el poder y cuyos resultados han sido un gran gasto dentro del presupuesto y ningún acuerdo en beneficio del pueblo. Esto nos hace pensar, que ese recorrido solo pretendía buscar apoyo para mantener el narcoregimen a cualquier costo.

Invadido por el coraje, seguiré dando la pelea con lo único que me queda MI PLUMA y MI PALABRA.

José Gregorio Briceño Torrealba

“El Gato” Briceño

Twitter: @josegbricenot

Anuncios