Luego de la veda electoral que no fue impuesta por una minoría de individuos, que hacen vida en la casi fallecida Mesa de la Unidad Democrática MUD, por simplemente dar nuestra opinión de lo que ya es un hecho, amanecemos como el lunes 16 de agosto del año 2004, cuando se cambiaron los resultados de una consulta en donde mayoritariamente el pueblo había decidido ponerle punto final al mandato del putrefacto Hugo Chávez Frías.

Así amanecemos hoy, con un fraude que solamente sirvió para legitimar poderes que ejercen írritamente, una asamblea nacional constituyente que a partir de ahora sí hará lo que les venga en gana, porque sus acciones en el proceso electoral que sí bien es constitucional, ellos usaron imponiendo fechas que solamente le correspondían al poder electoral venezolano.

Amanecemos con un país aún más desesperanzado porque quienes acudieron a esta cita electoral, no supieron parárseles a los ilegítimos convocantes para frenar cada paso que daban, restregándonos a todos que íbamos camino al peor fraude electoral cometido en nuestro país.

Antes del fraude, en donde se fingió elegir una asamblea nacional constituyente, se habían convocado ya las elecciones a gobernadores, hasta ahí defendíamos la participación en estas, porque la convocatoria era legal, por eso llamamos a inscribir candidaturas sin abandonar la calle.

Una vez se solidifica el fraude constituyente, el ilegítimo Poder Electoral se subordina a el y esta ratifica a los usurpadores rectores, quienes concurren al pleno de delincuentes para jurar fidelidad ante estos, ya aquí la elección se volvió malsonante o excremento, como les guste leerla mejor.

Este hecho ya nos indicaba que había que ir contra este proceso ilegítimo, sin embargo todo continuó como si nada estuviese pasando, acto seguido la asamblea nacional constituyente cambia de fecha y decide que las elecciones debían hacerse en el mes de octubre y da la instrucciones al CNE para que reprograme el evento electoral, este ya era un acto de reconocimiento a un instrumento del estado venezolano que se ha constituido fraudulentamente y que el narco-régimen busca darle legitimidad para sustituir, como en efecto lo ha hecho, la Asamblea Nacional que elegimos mayoritariamente en diciembre del 2015.

Concurrir a estas fraudulentas elecciones han sido fatales para lo que nos viene en los próximos días.

La Mesa de la Unidad Democrática MUD y sus factores políticos han caído nuevamente en las trampas, con las que han jugado durante más de 18 años el castro-chavismo-madurismo y con lo cual se ha perdido la república y el bienestar de todos los venezolanos.

Hemos ido de fraude en fraude, conducido por una dirigencia política que solo antepone sus intereses, unos ya tienen lo que negociaron, dejando a un lado lo que realmente el venezolano reclama, libertad y justicia.

A quienes intentamos persuadirlos (MUD) se nos ha atacado de la manera más vil, se nos ha acusado del ser colaboracionistas del narco-régimen, se nos ha llamado traidores, sin importarles los 20 años de lucha arriesgando todo, para que Venezuela, mi país, no llegase a lo que hoy vivimos.

Jamás hemos aceptado ofertas que provengan de nadie vinculado al narco-régimen que dirigen Maduro, El Aissami, Cabello y otros.

Hemos pagado toda nuestra lucha, con nuestro esfuerzo y hasta con nuestro dinero, a todos quienes nos conocen, lo saben, antes de que el difunto Chávez llegara al poder, ya lo combatíamos, mientras que muchos de los que nos han atacado por hablarle claro a la gente le hacían hurras y muchos le siguen haciendo a esta narco-dictadura, desde adentro de la MUD.

A los hermanos venezolanos que hasta ayer creían que, acudiendo a votar sería un paso más para salir de esta podredumbre, hoy les digo que con lo que tenemos, no lo vamos a lograr, ellos solo buscaban con tu participación posesionarse de espacios o botellas vacías para seguirnos manipulando y manejándonos a su antojo.

Hemos dado una tregua frente a esto y hemos callado por unos días, hoy debemos dejar todo atrás y avanzar en un nuevo frente y retomar la lucha que quienes integran la Mesa de la Unidad Democrática negociaron para llegar a esta fraudulenta elección.

No se trata de elecciones, porque no estamos frente a una Democracia, estamos frente a una narco-dictadura, y quienes nos conduzcan a la desafiante lucha por rescatar a Venezuela, mi país, deben hacerlo con la única bandera, la gente, la calle y la resistencia.

El mundo entero que nos está apoyando, se está preguntando, como si en nuestro país no hay democracia, nuestros voceros concurren a un proceso electoral lleno de vicios y convocado por un ilegítimo órgano como lo es la asamblea nacional constituyente y que la gran mayoría de países del mundo ha rechazado y no reconocen.

Hoy debe nacer una nueva plataforma que nos agrupe, la desesperanza no puede seguir creciendo, sí hay salida para rescatar a Venezuela, esa salida la construimos todos, con lo que tenemos actualmente será muy largo el camino a recorrer, y los venezolanos ya no tenemos tiempo que perder en los engaños de unos que ya sabemos cuáles son sus intereses, sí te sigues dejando engañar, entonces todo está perdido, tu futuro y el de los tuyos solo depende de tu actitud ahora.       

 Alexis Coronel Roche Politólogo

Twitter, Facebook, Instagram, Google+, Linkedin, Periscope, Snapchat: @ajcoronelroche

Anuncios