Llega diciembre y en medio de la crisis que vivimos los venezolanos, unos pocos nos pretenden embaucar en el escenario electoral, cuando nuestro país esta secuestrado por unos usurpadores del poder que no nos permiten salir de este hueco, en donde estamos metido, y que por más que la gente les de la confianza del voto, el narco-régimen solo permitirá llegar a aquellos que les garanticen su legitimidad.

La desnutrición y los asesinatos que se ven en Venezuela a diario, oscurecen a cientos de miles de familias, la crisis se acentúa y nadie le da la respuesta que los venezolanos, al despertarse, esperan de quienes han asumido roles de dirección en la oposición.

El panorama es mas confuso cuando un día nos dicen que no van a un dialogo agotado por demás y al otro día nos salen que sí van, y el país entero entra pánico, porque ya sabe cuales han sido los resultados de los anteriores, atornillar mas a los culpables de la desgracia que vivimos.

Dudar que Venezuela es el mejor país que tenemos los venezolanos, es denigrar del paraíso que nos vió nacer, ese paraíso en donde nacimos no es el país que hoy tenemos, unos delincuentes que solo lo utilizan para beneficios propios, nos hace vivir en el infierno que queremos cambiar.

El juego macabro que desarrolla el narco-gobierno venezolano, con el cinismo que lo caracteriza, es cada día mas evidente, hay quienes caen en ese juego, porque tienen sus intereses, esos que también combatimos y que durante días, meses y años hemos callado porque cuando hemos abierto la boca, se nos acusa de ser aliado del enemigo que es narco-régimen que ahora encabezan el ilegítimo Nicolás Maduro Moros y que antes liderizaba el putrefacto Hugo Chávez Frías.

Nos dicen voltea la mirada hacia el lado correcto (Indica la dirección de un movimiento, físico o inmaterial, en relación con un punto al que se dirige o con un estado o un objetivo o al que tiende) el enemigo esta del otro lado, con eso nos han sacado muchas veces de la lucha y nos han tratado de silenciar, descalificando nuestras acciones desde antes del arribo de Chávez al poder, porque a este narco-régimen lo hemos combatido siempre, jamás hemos dado apoyo a ningún delincuente de los que están y también de los que han salido de esa podredumbre que llaman socialismo del siglo XXI.

Debemos reconocer que dentro de las fuerzas opositoras, que ha existido hasta ahora, se han infiltrado muchos oportunistas, que han sacado provecho de cada desgracia que hemos vivido los venezolanos, por eso las instituciones que han nacido producto de la lucha (Coordinadora Democrática y Mesa de la Unidad Democrática MUD)  han muerto, en su recorrido los infiltrados han desviado sus objetivos y se han convertido en agentes-asalariados de la narco-tiranía, llevando información de las estrategias que en ellas se planifican para ponerle punto final a la tragedia que vivimos, esto es lo que hay.

Desde comienzo de este año 2017 hemos insistido que debemos cambiar de estrategia y actuar desde la clandestinidad, en nuestros artículos publicados anteriormente lo hemos dicho, hay que desarrollar una estrategia con los que permanecemos fuera del país producto de la persecución de la hemos sido objeto por la narco-dictadura que vive Venezuela.

Hace unos días el expresidente de Polonia y Premio Nobel de la Paz Lech Walesa, invitaba a los venezolanos a emprender el camino de lucha desde el exilio, ya gran cantidad de países han manifestado el apoyo a los venezolanos y han tomado medidas y sanciones contra funcionarios del narco-régimen, estos países los tienen cercado, miden cada paso que dan los narco-criminales como Maduro, Cabello, El Aissami, Flores, Padrino, Reverol, William Saab, Moreno y otros, todos criminales de cuello rojo.

Este planteamiento del ex presidente Walesa, es acertado, es lo que hay que hacer, pero siempre nos dijimos que para organizar esa propuesta se necesitaba un líder que nos llamara a la lucha, y que goce de la confianza necesaria para que la idea fuese creíble y realizable.

Pensamos que alguno de los presos políticos venezolanos tenia las condiciones para ello, pero también pensamos que el que decidiera asumir el reto, debía escapar del confinamiento (Pena que consiste en obligar a alguien a residir en un lugar diferente al suyo, aunque dentro del área nacional, y bajo vigilancia de la autoridad) en donde se encontraba.

Nos vino a la mente que Leopoldo López era el indicado, ha demostrado valentía a la hora de asumir sus responsabilidades, pensamos en María Corina Machado y también por supuesto en Antonio Ledezma.

Esto no se podía escribir, tenia que ser un efecto sorpresa, sí el narco-gobierno venezolano se enteraba, jamás se hubiese concretado la huida de Ledezma.

Al amanecer del pasado viernes 17 de noviembre, el exalcalde de Caracas y líder opositor venezolano, escapó del país, donde estaba en prisión domiciliaria, burlando todas las medidas impuestas por Maduro y los criminales que lo acompañan.

Con un café colombiano celebramos el acontecimiento del cual nos enteramos a las 2 de la mañana, se concretaba una esperanza para seguir la lucha.

Los movimientos de Antonio Ledezma en los días posteriores, nos dicen que hay otra salida distinta al diálogo que se plantea al inicio de diciembre en República Dominicana, un diálogo que en nada cambiará la crisis que vivimos los venezolanos, la profundizará y los días transcurrirán en discutir nuevamente en lo que no cumple la narco-dictadura en Venezuela, desviando lo esenciar que vive y padece el venezolano, la agonía se extenderá y con ella la desesperanza crecerá.

Nace un gran movimiento en donde todos los venezolanos son bienvenidos a la lucha por rescatar la Paz, la Justicia y el Respeto en Venezuela, en donde simplemente se plantea la unidad sincera de lo que quiere y merece el venezolano, en donde haya coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace para devolverle a los venezolanos su libertad y democracia, en este movimiento no hay espacio para aspiraciones personales, lo que aspiramos es para todos los venezolanos, nace Soy Venezuela, un movimiento de lucha que nos llama a enrutarnos hacia lo que hay que hacer.

     

Alexis Coronel Roche Politólogo

Twitter, Facebook, Instagram, Google+, Linkedin, Periscope, Snapchat: @ajcoronelroche

Anuncios